¿Sabías que el material audiovisual supone ya el 78% de todo el contenido que se consume en la red?  ¡Pues sí! El contenido es el rey en las redes sociales y, dentro de este, el vídeo se ha convertido en la apuesta más segura. El fenómeno empezó hace ya algunos años, pero ahora se encuentra en su punto más alto y, por supuesto, las marcas no pueden obviarlo.

Muy fácil de consumir, más entretenido que leer un texto largo, más atractivo por más tiempo para el usuario… ¿Aún te faltan razones para incorporarlo a tu estrategia?

¡Hay muchas! 😉

1. El contenido más visto

El vídeo online supone casi el 85% de todo el tráfico en internet. 100 millones de internautas consumen vídeo a diario y, entre las redes sociales más destacadas, Facebook e Instagram se llevan la victoria. Solo un dato: los usuarios de Facebook consumen más de ¡8 mil millones de vídeos cada día!

2. El encanto de los vídeos en directo

El 80% de los usuarios afirma que quiere ver vídeos en directo de sus marcas favoritas. Y no es para menos. La emisión de este tipo de vídeos, que pueden ser visualizados desde cualquier tipo de dispositivo, permite a las marcas hacer publicidad de manera más indirecta y más inteligente. Por ejemplo, transmisión de eventos, experiencias, catálogo de servicios, etc.

3. Se acordarán de ti 

Si creas contenidos útiles, atractivos y 100% adaptados a tu audiencia, tu público se acordará de ti. Ya lo dicen, una imagen vale más que mil palabras, y eso es lo que pasa con el vídeo. Los usuarios recuerdan mejor una marca después de haber visto contenido visual sobre ella.

4. Buen conversor

Está demostrado que el contenido audiovisual ayuda en la decisión de compra del consumidor, ya que hace más atractivo al producto y ayuda a entenderlo mejor de una forma mucho más rápida y amena. De hecho, el 65% de los usuarios acaba visitando la página web de la marca después de haber visto un vídeo.

5. Más emocionales 

Igual que con el resto de contenidos, en el vídeo es fundamental conocer a tu audiencia para darle exactamente lo que quiere. ¿Los grandes triunfadores? Los de contenido que apelan a las emociones y con toques de humor. Con esto, tendrás más posibilidades que sea compartido y se vuelva viral.

6. Multiplica tu engagement

El vídeo te permite explicar tu mensaje con muchos más recursos y de una manera mucho más creativa. Las imágenes, sonidos, montaje, voz en off… la suma de todos esos elementos es mucho más efectiva a la hora de contar tu historia. Así que prepárate para conseguir más comentarios, retuits i comparticiones.

7. Mejora tu SEO

Los vídeos benefician al posicionamiento natural del sitio web. ¿Por qué? En general, captan la atención y se comparten, así que siempre generan más tráfico a la web. De hecho, un vídeo tiene 50 veces más posibilidades de aparecer en la primera página de Google que cualquier otro contenido.

8. Económicos y fáciles de hacer 

El contenido en vídeo para tu blog o redes sociales no tiene porqué tener una gran producción. Al contrario, el encanto son los vídeos más “caseros”, aunque con un mínimo de calidad. Desde subir un vídeo desde tu propio móvil, hasta pequeños clips con aplicaciones que hoy todos tenemos a nuestro alcance y que son fáciles de utilizar, permitiéndonos retocar, poner filtros o texto.

9. No importa dónde ni cuándo

Dentro de la tendencia del vídeo marketing, los dispositivos móviles tienen mucho que decir. Los usuarios cada vez están más abiertos a consumir vídeos en la pantalla del móvil, y eso hace que sea un tipo de contenido más fácil de llegar a un mayor volumen de personas. Solo un dato: más de la mitad de las reproducciones de vídeos proceden de los móviles.

10. Transmite cercanía, confianza y realidad 

No hay mejor manera de mostrarnos transparentes con nuestros seguidores que a través del vídeo. Con él damos una atención casi personalizada y logramos que el cliente confíe en nosotros y se sienta más seguro a la hora de comprar nuestros productos o servicios.

¿Empiezas a ponerlo en práctica ya? 😉 

¡En Creatumarketing podemos ayudarte!